Ciudad de México a 25/11/2020 

Durante el último año, la pandemia generada a raíz del COVID-19 trajo como consecuencia que millones de mujeres y hombres a nivel mundial tuvieran que estar en confinamiento durante algunas semanas. Hoy en día, después de casi 8 meses, el rebrote y aumento de contagios derivó en un nuevo período de confinamiento para algunos países de Europa y probablemente si los contagios no cesan, en gran parte de todo el mundo.

Esta situación, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas-Mujeres, incrementó la violencia que viven las mujeres pues México, Argentina, Canadá, Francia, Alemania, España, Reino Unido y los Estados Unidos, entre muchos otros, reportaron un alza de denuncias respecto a mujeres violentadas dentro de casa. 

Si bien es un tema lamentable, resulta mucho peor si se toma en cuenta que era y es una situación constante incluso antes del COVID-19. Tan es así que en 1993, la Organización de las Naciones Unidas emitió la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer donde define este problema como “todo acto de violencia que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada.”

Es importante mencionar que existen diferentes tipos de violencia (física, sexual, psicológica) y, de acuerdo a la ONU,  se manifiesta por medio de:

  • Violencia por un compañero sentimental (violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, femicidio);
  • Violencia sexual y acoso (violación, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero, acoso cibernético);
  • Trata de seres humanos (esclavitud, explotación sexual);
  • Mutilación genital
  • Matrimonio infantil

En definitiva, es una problemática que debe enfrentarse con acciones puntuales pues vivir cualquier tipo de violencia tiene repercusiones en el acceso a la educación, a un empleo digno, a una paga equitativa o algo tan importante y fundamental como atención médica ya que las niñas, adolescentes o mujeres que han sufrido violencia ven afectadas muchas áreas de su vida. 

LaONU estableció el 25 de noviembre como el día para sumar a todas y todos a la lucha contra cualquier tipo de violencia. En 1991 un grupo  de activistas en el marco inauguración del 

Women’s Global Leadership Institute implementó una campaña que consiste en hacer acciones globales durante 16 días seguidos para visibilizar el problema, prevenirlo y exigir la eliminación de la violencia contra las niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres de todo el mundo.

En Movimiento STEAM estamos comprometidas y comprometidos a luchar contra cualquier tipo de violencia  en contra de las mujeres y nos pronunciamos como una entidad que siempre apoyará, impulsará y contribuirá al crecimiento de las  mujeres en todas las áreas.

Te invitamos a conocer los siguientes contenidos que hemos desarrollado en pro de que las mujeres cada vez tengan más crecimiento y mejores oportunidades:

  • Descarga aquí el Estudio de Impacto “Mujeres eligiendo carreras STEM”
  • Ve aquí el STEAM Space “Día internacional de la Igualdad Salarial”
  • Revive aquí el STEAM Talk “STEAM, oportunidad para la equidad”