Por: Movimiento STEM

Ciudad de México a 15 de agosto de 2021

El pasado 12 de agosto celebramos el Día Internacional de la Juventud, una fecha que nos debería recordar la importancia de las y los jóvenes y de nuestra responsabilidad hacia ellos. Vivimos una situación sin precedentes, la pandemia COVID-19 vino a poner foco en lo importante, al mismo tiempo que agravó situaciones que ya eran críticas. De acuerdo con la Organización Internacional de Trabajo, uno de cada seis jóvenes se encuentra sin trabajo debido a la crisis provocada por el COVID-19.

Asimismo, la ONU publicó que a nivel mundial, uno de cada cinco jóvenes no tiene ni empleo, ni educación o formación y tres de cada cuatro de estas personas son mujeres. Estamos dejando fuera del desarrollo a quienes tienen el potencial de ser la solución a los retos que trajo consigo el siglo XXI y la Cuarta Revolución Industrial – Tecnológica

De acuerdo con el INEGI, en México 78.22% de estudiantes de 18 años de edad no tienen interés en dedicarse a la ciencia, a pesar que 8 de los 10 empleos mejor pagados, están basados en las disciplinas STEM. Esta falta de interés se debe mayormente al desconocimiento y a los falsos estereotipos que la ciencia tiene a su alrededor, estos últimos afectan aún más de manera desproporcionada a las mujeres, según datos de la OCDE sólo 8% de las niñas planea estudiar una carrera STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés) en comparación con el 27% de los niños. 

Atendiendo a la evidencia, es momento de que trabajemos en impulsar la Educación y carreras STEM en las y los jóvenes de nuestro país y del mundo. Necesitamos que cada vez más personas, en especial jóvenes, cuenten las habilidades del futuro, es decir: pensamiento crítico, resolución de problemas, creatividad, comunicación, colaboración, alfabetización de datos, alfabetización digital y ciencias computacionales.

STEM es una tendencia mundial que promueve la enseñanza de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas como pilares para el desarrollo sostenible y bienestar social. Es un movimiento que desarrolla de manera profunda el pensamiento científico y matemático con un enfoque hacia la innovación.

No podemos darnos el lujo de perder el Talento del Futuro que se encuentra en las y los jóvenes, ya que son quienes desempeñan un papel fundamental en la gestión de esta pandemia y en la recuperación que seguirá tras la misma, incluso hoy, podemos ver la importancia de tener una juventud informada y crítica que apoye y difunda la aplicación de vacunas.

En Movimiento STEM, trabajamos en la construcción y aplicación de un modelo de intervención comprometido con la Inclusión con perspectiva de género y foco en mujeres, que impulsa las habilidades STEM para la Innovación y Emprendimiento, el desarrollo de competencias para enfrentar la Cuarta Revolución Industrial-Tecnológica y el urgente cumplimiento de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible. 

Es momento de creer en ¡STEM para todas y todos sin dejar a nadie atrás!

Fuentes:

https://bit.ly/3xbBCiH
https://bit.ly/3wzQHKq